Español   English   
  • facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
955 101 585 | 952 002 532 | 654 351 626
 

Venta de los derechos hereditarios

image-1100896-Publicación_de_Instagram_Cita_de_Verano_con_Flor_Rosa_(26)-8f14e.w640.png
Venta de los derechos hereditarios

Cuando un heredero procede a la venta de los derechos hereditarios está vendiendo todos los
bienes integrantes de su derecho en la herencia.

La venta de los derechos hereditarios se configura por la doctrina «no como la cesión de la
cualidad de heredero«, sino como un título sobre todos los bienes que integran la masa de la
herencia: «la venta de los derechos hereditarios no es la venta de la cualidad de heredero, sino
la venta de los bienes integrantes de la herencia«.

El heredero puede disponer de la herencia como una universalidad (vende sus derechos o
porcentaje en la herencia), o mediante la venta de todos o algunos de los bienes que la
componen.

Así surge la siguiente distinción entre:

a) La enajenación de BIENES HEREDITARIOS que forman parte de la herencia y se venden
como un bien determinado.

b) La venta o enajenación del DERECHO HEREDITARIO o de la herencia, como una
universalidad, donde su objeto está por determinar pues lo conforman todos los bienes que
integran la herencia o la participación en la herencia del enajenante.

En tal caso, el heredero acepta la herencia y antes de realizar la partición o la adjudicación de
bienes, vende el caudal relicto como una globalidad, comprendiendo todos los bienes estén o
no determinados o relacionados, pues quedan transmitidos todos los integrantes del derecho
del heredero con independencia de que se conozcan o enumeren.

En el Código Civil, la venta de los derechos hereditarios viene establecida entre otros en los
siguientes artículos:

– Artículo 1531 Código Civil:


«El que venda una herencia sin enumerar las cosas de que se compone, sólo estará obligado a
responder de su cualidad de heredero».

– Artículo 1.067 CC:

» Si alguno de los herederos vendiere a un extraño su derecho hereditario antes de la
partición, podrán todos o cualquiera de los coherederos subrogarse en lugar del comprador,
reembolsándole el precio de la compra, con tal que lo verifiquen en término de un mes, a
contar desde que esto se les haga saber.»

Venta de los derechos hereditarios

En este último precepto se establece, para el supuesto de que uno de los herederos proceda a
la venta de los derechos hereditarios (ANTES DE LA PARTICIÓN DE HERENCIA), que cualquiera
de demás coherederos pueda ejercitar la ACCIÓN DEL RETRACTO DE COHEREDEROS, acción
similar pero diferenciada de la ACCIÓN DE RETRACTO DE COMUNEROS.

El «derecho hereditario» se refiere de una manera global a todos los bienes que integran la
participación en la herencia y es el derecho que tiene el heredero antes de la partición. Así lo
ha puesto de manifiesto el Tribunal Supremo, ya desde la Sentencia de 5 octubre 1963
refiriéndose al art. 1.067 Código Civil en el sentido siguiente: » lo que puede enajenarse antes
de la partición de una herencia es el derecho hereditario, más no el derecho sobre las cosas
concretas y determinadas en la herencia».

EJEMPLO:


Un heredero antes de proceder a la partición podrá vender sus derechos hereditarios o su
coeficiente de participación en la herencia, pero no podrá vender si hay más herederos un piso
o una finca concreta, ya que al no haberse producido todavía la partición y adjudicación a su
favor de ese bien, estaría vendiendo bienes que no le pertenecen, por lo que sería nula la
venta.

La venta de los derechos hereditarios, como se trata de la venta de una universalidad de
bienes, comprenderá no solo los que se conozcan en ese momento sino todos los que
aparecieren con posterioridad.

Alejandro Bancalero
Abogado.-